No somos conscientes de hasta qué punto se la juegan los pros del DownHill. La evolución, tanto de bicicletas como de material, han hecho que cada vez se baje más al límite y más rápido añadiendo un riesgo a la integridad física que crece exponencialmente, en algunos casos de manera muy grave.

En el video de hoy, algunos de los mejores descenders del mundo se enfrentan al tan controvertido tema de las caídas, lesiones y los largos periodos de rehabilitación. ¿Vale la pena el riesgo que corren? Para estos personajes hechos de otra pasta, la gloria por supuesto que merece todo este riesgo. No pain, no gain…

 


Publicidad