piernas cansadas bicicleta

El verano es uno de los momentos de la temporada más exigentes para nuestras piernas. Es periodo de competición, de las grandes marchas o simplemente de las largas rutas con nuestros amigos, que unido a que el buen tiempo, anima a montar más en bicicleta, haciendo que nuestros musculos tarden más en recuperarse de los esfuerzos y tengamos más a menudo la sensación de tener las piernas cansadas.

No te preocupes, te traemos tres sencillos trucos que seguro que te ayudan a que la recuperación de tus piernas sea más rápida y efectiva.

Sumergir las piernas en agua fría

El método de los valientes y uno de los más conocidos. Varios estudios científicos mencionan que el sumergir (no confundir con echar agua por encima) las piernas en agua fría después de un duro entrenamiento, ayuda a eliminar el ácido láctico y reducir la inflamación de nuestros castigados músculos.

PublicidadES - 300x250

Con el frío nuestros vasos sanguíneos, que son los que llevan oxígeno a los tejidos, eliminan más fácilmente las impurezas que genera el cuerpo como el ácido láctico, que hace que los músculos no funcionen correctamente y se produzca la sensación de fatiga y cansancio en general.

baños de hielo

Cuando sumergimos las piernas en un baño de hielo o de agua fría durante cinco o 10 minutos, los vasos sanguíneos se contraen y drenan la sangre de las piernas. Haciendo que las piernas se enfríen y entumezcan.


En el momento en el que salimos del agua, las piernas requieren de sangre “nueva o limpia” que vigoriza los músculos con oxígeno, saca el ácido láctico y ayuda a las células a funcionar mejor.

Prendas de Compresión

ropa compresión ciclismoAunque parezca una de las últimas modas, la tecnología de compresión existe desde hace bastante tiempo y además ha sido probada científicamente.

Entre los beneficios del uso de las prendas de compresión están el reducir los niveles de lactato en sangre y acelerar los tiempos de recuperación muscular, gracias sobre todo, a que mejoran el flujo sanguíneo entre un 30% y un 40%.

El uso de prendas de compresión durante el periodo de recuperación es una de las principales razones que justifican su uso, e incluso muchos deportistas profesionales han admitido que duermen con este tipo de prendas puestas.

Beber leche con chocolate

Si, si… estas leyendo bien. Según quedó reflejado en un estudio publicado por la revista Medicine & Science in Sport & Exercise sobre un grupo de ciclistas que realizaban una intensa sesión de ejercicio. Todos aquellos que bebieron leche con chocolate tras terminar el ejercicio, fueron capaces de entrenar hasta un 50% más tiempo e intensidad durante la siguiente sesión, que aquellos ciclistas que consumieron bebidas comerciales con carbohidratos.

vaso leche con chocolate

Dichos investigadores desprenden de dicho estudio, que la leche con chocolate , contiene la proporción óptima de carbohidratos y proteínas fundamentales para la recuperación de los músculos cansados despues de sesiones de ejercicio exigentes, lo que permite realizar ejercicios a una intensidad alta durante entrenamientos posteriores.

Resumiendo, una alternativa más económica y saludable.

 


pub