pumptire autoinflado

Tras un primer intento fallido en el 2011 de búsqueda de financiación, los chicos de PumpTire vuelven a la carga con un nuevo prototipo de cámara, cuya principal cualidad es la de incorporar un sistema de auto-inflado que permite mantener la presión indefinidamente a lo largo del tiempo.

Solucionado el gran inconveniente del primer prototipo, en el que era necesario utilizar una cubierta específica, PumpTire ha conseguido desarrollar un nuevo sistema e integrarlo en la cámara, haciéndolo además compatible con cualquier llanta y cubierta.

pumptire

El nuevo diseño integrado en la válvula está basado en el funcionamiento de una bomba peristáltica (muy utilizadas en el campo médico), que aprovecha la fuerza centrífuga que se genera al rodar, para mantener una presión constante en el interior de la rueda.

PublicidadES - 300x250

bomba peristaltica mtb pumptire

El nuevo mecanismo recorre todo el perímetro de la cámara y aprovecha la deformación que se produce sobre la cubierta en su punto de contacto con el suelo para trasladar el aire, que succiona gracias a una válvula especial, hasta el interior de la cámara. Cuando el neumático vuelve a su forma original, la válvula vuelve a succionar aire comenzando un nuevo ciclo de inflado.  Si la cámara llega a la presión preestablecida – cosa que se hace a través de la válvula – el sistema se detiene, y cuando el sistema detecta que la cámara ha perdido presión, se vuelve a poner en marcha, ayudando así a mantener la presión correcta en todo momento.

Pumptire funcionamiento

Este nuevo prototipo tiene previsto volver a buscar financiación a lo largo de 2016 en alguna de las principales plataformas de crowdfunding. Inicialmente se presentará la versión para las bicicletas urbanas, para después ir lanzando paulatinamente el resto de versiones (carretera, mtb…).


Se espera que el kit de cámaras PumpTire lleguen en un futuro al mercado con unos precios que oscilan entre los 30 y 35 euros.

Más información | pumptire.com