El colombiano Marcelo Gutiérrez ha llenado a la perfección el vació dejado por Danny Hart tras abandonar Giant. Tras completar durante el 2015 la que ha sido su mejor temporada como Pro, llega el momento de afrontar nuevos retos para este 2016, por lo que ya ha comenzado a prepararse para la próxima edición de la Copa del Mundo de Downhill.

Para no hacer estos entrenamientos monótonos, Marcelo se ha dirigido hacia la ciudad de Zipaquirá (cerca de Bogotá) para bajar por sus rápidas colinas, encontrándose con un sendero que lo lleva directamente a las minas de sal subterráneas de esa zona del país.

“La Catedral de la Sal, como se le conoce, es una majestuosa arquitectura que se ha convertido en una de las grandes atracciones turísticas de Colombia. La importancia cultural y religiosa no puede ser subestimada, ya que el país es mayoritariamente católico”

 

Ciclistas 300x250