Cuando vas a grabar un video y  los protagonistas son dos hermanos, donde uno es uno de los mejores pilotos de slopestyle en mountain bike del mundo y el otro es uno de sus mejores sobre una BMX, seguro que no puede salir nada malo. Pero si ademas de esto, le añades efectos especiales, imágenes generadas por ordenador y muchos de los ingredientes de algunos clásicos del cine, la cosa no puede pintar mejor. Una auténtica superproducción hollywoodiense de la mano de los hermanos Godziek.