Parece que estamos ante el enésimo desencuentro entre bikers y naturaleza. Estos dos ciclistas, que se encontraban entrando por una carretera de sudáfrica, de repente se vieron perseguidos por un gigantesco avestruz. En realidad desconocemos si este compañero inesperado les perseguía con objetivo de atacarlos o simplemente se lo tomaba como un juego. La verdad es que la escena da miedo y recuerda a una de esas secuencias de Jurassic Park, en las que los velociraptores perseguían a toda velocidad a sus víctimas.

Eso sí, tienen que dar gracias que no diese caza a ninguno de ellos. Estos animalejos son capaces de alcanzar velocidades de hasta 90 km/h e incluso mantenerla a lo largo de 30 minutos. Encontrarse en esa situación con semejante animalejo no debe ser plato de buen gusto. Atención a las patas y las garras que calzan.

avestruz

 

Ciclistas 300x250