Parece que fue ayer, pero ya llevamos 25 años disfrutando del sistema pedal y zapatilla de Shimano denominado “Shimano Pedaling Dynamics” o como es más conocido por todos, el SPD. 1990 fue el comienzo de todo, año en el que Shimano presentaba los pedales M737 junto con las zapatillas M100 y comenzaba a escribir uno de esos momentos que quedarán grabados para siempre en la historia del mountain bike.

shimano M100
Shimano M100

Mucho ha llovido desde entonces y estos últimos 25 años han estado llenos de avances en los pedales y zapatillas de Shimano. Los pedales SPD se han ido haciendo más ligeros año tras año, han mejorado la evacuación del barro e incluso han mejorado los sistemas de anclaje y desanclaje para hacerlo de manera mas rápida y fácil.

Pero no han sido solo los pedales lo que ha evolucionado en Shimano a lo largo de estos 25 años. Las zapatillas también han sido un punto importante en la estrategia de la marca nipona y han ido introduciendo mejoras que han ayudado a aumentar el rendimiento. Entre los grandes hitos de Shimano están el ser una de las primeras marcas que incluían el cierre milimétrico en sus zapatillas o la inclusión de la fibra de carbono en las suelas, cosa que a día de hoy nos parece algo de lo más común.

Shimano 25 años SPD

Uno de los elementos clave en el matrimonio pedal-zapatilla a lo largo de estos 25 años ha sido la cala SPD. Durante este tiempo ha permanecido inalterable, como el primer día. Se han podido variar los materiales de fabricación y las composiciones, pero una cala de hace 25 años sirve aun para los pedales de hoy en día.

Shimano SPD 25 logo

Con motivo de estos 25 años y para celebrar todo lo que han significado las siglas SPD en el mountain bike, Shimano presenta una nueva combinación pedal/zapatilla de edición limitada, compuesta por las zapatillas SH‐M163G y los pedales PD‐M530C, que servirán como homenaje a sus pedales M737 y sus zapatillas M100.

shimano M163G

Los PD‐M530C son unos pedales automáticos de doble cara con el cuerpo del pedal sobredimensionado y un peso de 455 gramos, que se hacen ideales para la práctica del XC y Trail, mientras que las SH-M163G son unas zapatillas para un uso Trail/Enduro que incorporan las últimas tecnologías de Shimano como son el cierre Cross-x, que reducen los puntos de presión del pie, o la tecnología TORBAL incluida en la mediasuela y que ofrece un mayor control en los descensos más complicados, todo con un peso de 728 gramos (talla 40).

Shimano PD-M530C
Shimano PD-M530C

De momento no conocemos ni la fecha exacta de lanzamiento (aunque se espera que haga su desembarco durante la próxima primavera), ni el precio con el que llegará a las tiendas este pack de edición limitada.