Las badanas… ese trozo de tejido almohadillado sobre el que nos pasamos horas y horas sentados durante todas nuestras rutas, y al que no prestamos ni una cuarta parte de la atención de la que sí le hacemos a los sillines. Diseñadas principalmente para absorber las vibraciones producidas por la carretera o el camino por el que circulemos, son de vital importancia para la practica del ciclismo, ya que ademas están pensadas para minimizar los golpes en esa zona tan delicada e incluso reducir las fricciones que se producen durante el pedaleo con el sillín .

A su manera, las badanas para ciclismo no han dejado de evolucionar y de ofrecer nuevas características que hacen que, la vida a bordo de nuestras bicicletas, sea mucho más cómoda y sana (su uso es muy importante para proteger toda la zona perianal): diseños mucho más ergonómicos, uso de nuevos tejidos más amortiguados y ligeros, ausencia de costuras, diferentes niveles de espesor en el almohadillado o la aparición de tejidos hidrófilos (que facilitan la expansión de la humedad durante la transpiración) son solo algunos ejemplos de esta evolución… Así que no es de extrañar, que detrás de una badana de alta calidad, halla un intenso desarrollo a la altura de cualquier componente de bicicleta.

Para hacernos una idea del trabajo que hay detrás de una badana para la practica del ciclismo, la firma Elastic Interface, conocida por realizar las badanas para los culottes de firmas tan prestigiosas como ASSOS, Etxeondo, Gore Bike, Inverse o Zero Industry (rh+), nos muestra en el siguiente vídeo, todo el proceso de creación, desde el diseño en el ordenador, hasta que la badana esta lista para ser termosellada o cosida al culotte.

 

Ciclistas 300x250